ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
Descubre nuestro nuevo detergente lavadora sin líquido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts
Search in pages

Cómo reducir los residuos: guía de sostenibilidad

5 minute read / For the Environment

Desde corazones de manzana hasta electrodomésticos, copias de facturas telefónicas y restos de pasta carbonara de la noche anterior, el contenido de la basura es una oda al desperdicio.

Dicho esto, el desperdicio excesivo es poco práctico. La basura doméstica, los desechos orgánicos de la cocina y el sistema de gestión de residuos necesario para tratarlos son algunas de las principales causas de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Afortunadamente, aprender a reducir los residuos en el hogar no tiene que implicar cambios drásticos en el estilo de vida. Tampoco tiene que ser una tarea abrumadora. Con algunos consejos prácticos, puedes hacer que la reducción de residuos sea menos tediosa y conseguir un estilo de vida que genere menos residuos. 


#1 Comprende tus residuos

Para reducir el desperdicio, lo primero es entenderlo. No, no estamos hablando de realizar una sesión de terapia con tus desechos (aunque eso podría ayudarnos a descubrir por qué los plásticos simplemente no pueden seguir adelante).

Estamos hablando de entender exactamente qué estás desechando y por qué. why.

Si conoces tus hábitos de desecho podrás convertirte en el profesional destructor de desechos que siempre quisiste ser.

Conoce lo que estás tirando

Aunque tendemos a pensar en los residuos como en una masa uniforme de suciedad y basura, la verdad es que la mayoría de los desechos domésticos abarcan cinco categorías distintas:2

Entiende por qué lo estás tirando

Saber por qué estás desechando un tipo de residuo puede ser tan informativo como saber qué estás tirando.

La mayoría de las personas desechan sus residuos por las siguientes razones:

Una vez que sepas el motivo que hay detrás de la mayoría de tus desechos, podrás abordarlos.

Por ejemplo, si descubres que estás constantemente tirando pan debido al moho, considera comprar media barra en lugar de una barra completa. De esa manera, puedes reducir el desperdicio de alimentos mientras sigues acudiendo a tu restaurante italiano favorito. 

Toma medidas sencillas para tirar menos

Una vez que sepas exactamente lo que estás desechando, estarás mejor equipado para tomar las medidas necesarias para reducir los desechos. Una manera fácil de reducir tus desechos es usar y comprar productos con una vida útil más larga.

Por ejemplo, si te preguntas cómo reducir los desechos plásticos, quizás resulte mejor comprar productos de plástico recargables en lugar de artículos de un solo uso. Productos como ECOS Kit de recarga de jabón de manos Mother & Child te permiten reducir el uso de plásticos mediante la compra de una botella recargable sostenible.

Si descubres que estás tirando muchos tipos de basura, como esas bolsas de plástico que usas para las verduras en la tienda de comestibles, intenta reemplazarlas por una opción más sostenible. En este caso, puedes optar por una bolsa de tela más elegante para tus verduras. Una bolsa de plástico y otros materiales de empaquetado de la tienda de comestibles a veces pueden constituir la mayor parte de los desechos que se encuentran en nuestro hogar y, afortunadamente, hay formas de evitarlo.

#2 Encuentra un propósito en la reutilización

Cuando se trata de reciclar y reutilizar, piensa que esto va más allá de la bolsa reutilizable o de rellenar la botella de agua. La reutilización de artículos viejos no solo reduce el desperdicio, sino que también te permite mostrar tu lado más creativo y hacer algo de bricolaje. 

Pero si normalmente no eres una persona que ve macetas en recipientes viejos y magia en cada tarro, no te preocupes. Tenemos algunas ideas para ayudarte a comenzar.

Deja fluir tus ideas creativas (y de residuos) probando los siguientes proyectos de reutilización:

La reducción de residuos proporciona beneficios en todos los sentidos. No solo está teniendo un gran impacto en el medio ambiente, sino que también está invitando a ser creativo con el material reciclado y a recortar gastos.

#3 Tritura los residuos con compostaje

El compostaje es más que otra forma de deshacerse de los desechos de alimentos: puede mejorar la calidad del suelo de tu jardín y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en los vertederos. En lugar de desbordar tu cubo de basura con materiales orgánicos, el compostaje te permite darle un buen uso a tus desechos.

En resumen, el compostaje acelera el proceso de descomposición de los materiales orgánicos. Mediante el compostaje, puedes convertir tus alimentos orgánicos y podridos en el legendario fertilizante denso en nutrientes conocido como "oro negro". Es una manera fácil de reducir el desperdicio y lograr un jardín de tomates aún más exuberante.

Antes de conocer cómo compostar, profundicemos (en sentido figurado, por supuesto) en lo que debes y no debes compostar.

Lo que puedes y no puedes compostar

Aunque todos los materiales orgánicos se descomponen, no debes añadir todos los materiales orgánicos a tu pila de compost.

En parte, eso se debe a que algunos productos orgánicos, como la carne y los lácteos, huelen fatal cuando se descomponen (solo confía en nuestra palabra). Por otro lado, los productos con alto contenido en grasa, como los aceites de cocina y los aderezos para ensaladas, no se van a descomponer nunca.4

En general, los siguientes productos orgánicos son seguros para compostar:

Si bien es importante añadir materiales verdes y marrones a tu pila de compost, nunca debes agregar lo siguiente:

La razón es simple: cuando se convierten en abono, algunos de estos materiales huelen peor que un vertedero en julio. Algunos atraen a criaturas que estarán felices de cenar en esta comida de cuatro platos de huesos de carne y grasa de tocino. Otros podrían añadir materiales tóxicos a tu preciado fertilizante. Todo eso debe ser evitado.

Cómo hacer una pila de compost

Aprender a hacer compost puede ser una excelente manera de reducir los desechos en el hogar. Aunque el compostaje no es fácil de dominar, hacer un compostaje adecuado puede significar la diferencia entre tener "oro negro" y recibir una carta de la asociación de propietarios.

Cómo comenzar con el compostaje:5

  1. Construye un contenedor de compost. Puedes construir un contenedor de abono con madera o taladrar agujeros en un contenedor de plástico. Incluso puedes comprar un contenedor de compost diseñado para este fin. Cualquiera que sea el camino que elijas, asegúrate de que tu contenedor permita que entre un flujo de aire.
  2. Coloca compostables "marrones" como cartón, paja de pino, periódico o una combinación de estos materiales en el fondo de tu contenedor de compost. Así no tendrás que preocuparte de que se escapen líquidos por el fondo.
  3. Añade tus materiales "verdes" y "marrones" en proporciones aproximadamente iguales. Si descubres que tu pila de abono se parece a un sauna humeante rebosante de alimentos viejos, agrega más materiales marrones. Por el contrario, si descubres que tu pila de compost está más seca que un basurero en el Sahara, añade más materiales verdes.
  4. “Revuelve” tu contenedor de abono dos veces por semana con una paleta, un rastrillo manual u otra herramienta de jardinería. Revolver el compost permite que entre aire en la pila, algo esencial en el proceso de descomposición.
  5. Después de unos seis meses, deberías poder usar tu compost en tu jardín o en las macetas de tus plantas. Asegúrate de que tu compost esté totalmente descompuesto al tocarlo. Si se desmorona y huele como la tierra más rica que hayas olido en mucho tiempo, está listo para añadirlo al suelo.

La configuración correcta de tu pila de compost te ayuda a reducir los residuos y crear un fertilizante orgánico maravilloso. Así ganamos todos.

#4 Piensa dos veces antes de comprar

Una de las mejores maneras de reducir los desechos es, en primer lugar, evitar crearlos. Antes de hacer clic en Comprar en una tienda online o elegir algo del estante de una tienda, tómate un momento para preguntarte si realmente lo necesitas. Esperar unos minutos antes de comprar, distraerse con otro proyecto por un tiempo y volver más tarde para repensar esa compra podría ser la herramienta más poderosa que tienes para reducir tu impacto en el planeta y en tu billetera.

Reduce tus residuos con ECOS

Reducir los desechos no es algo que suceda de la noche a la mañana. Como dicen, todo lo bueno lleva su tiempo (especialmente el buen compost). Dicho esto, puedes comenzar a tomar medidas sencillas hoy mismo para vivir un estilo de vida que genere menos residuos. 

Siguiendo los consejos anteriores, puedes convertir tus residuos en un potente compost y tus residuos potenciales en hermosos proyectos. Otra excelente manera de vivir de manera más sostenible es comprar productos fabricados en instalaciones de cero residuos, como los productos de limpieza ecológicos ECOS que se fabrican en los EE. UU.

However you choose to.

 

Fuentes: 
4Waste Removals. Hay 5 tipos de residuos, ¿Los conoces todos? https://4waste.com.au/rubbish-removal/5-types-waste-know/
Centro Ambiental. Los residuos y su contribución al cambio climático.. https://www.colorado.edu/ecenter/2020/12/10/waste-and-its-contribution-climate-change
Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Reducción del impacto de los alimentos desperdiciados mediante la alimentación del suelo y el compostaje. https://www.epa.gov/sustainable-management-food/reducing-impact-wasted-food-feeding-soil-and-composting
Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Compostaje en casa. https://www.epa.gov/recycle/composting-home
Lo que tenemos en mente