ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
ticker-item
Descubre nuestro nuevo detergente lavadora sin líquido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
Search in posts
Search in pages

Cómo limpiar la ducha: nuestros consejos ecológicos

6 minutos de lectura / Para tu casa

Es imposible subestimar lo mucho que puede beneficiarnos una deliciosa ducha tibia o caliente al final del día. Una ducha ayuda a eliminar el sudor y la suciedad del día, alivia los músculos cansados ​​y además nos da un poco de paz después de un largo día. 

Pero la espuma de jabón, el moho y las manchas de agua pueden convertir una ducha tranquila en una experiencia estresante. 

Aunque las duchas están indicadas para mantenernos limpios, el ambiente cálido y húmedo que crea la propia ducha puede invitar a algunos intrusos no tan limpios. Por lo tanto, asegúrate de que tu ducha esté siempre limpia, chequeando tu lista de limpieza profunda. Si deseas restaurar tu templo de champú y gel de baño con productos ecológicos y fórmulas fácilmente biodegradables, aprender a limpiar tu ducha sin ensuciar el planeta es un objetivo que comienza aquí y ahora.

#1 Usa un spray para limpiar la ducha

Given its surface area, shower cleaning can seem like a major task. However, don’t worry—no matter how expansive your shower may be, the right products can help you give your shower a refresh with minimal effort.

Dada su superficie, la limpieza de la ducha puede parecer una tarea dura y difícil. Sin embargo, no te preocupes, no importa lo grande que sea la ducha, con los productos adecuados podrás limpiar y refrescar la ducha con el mínimo esfuerzo. Para darle a tu ducha una limpieza completa de rutina, usa un spray que elimine los restos de jabón y las bacterias sin dejar vapores ni productos químicos nocivos, como el Limpiador de Baños ECOS.

Después, sigue estos pasos para maximizar la efectividad de tu spray de ducha:  

#2 Prueba un exfoliante para las zonas difíciles

Para las manchas más difíciles o para quitar los residuos de jabón que se fijan en el piso o en la pared de la ducha y que un limpiador normal no puede quitar, puedes encontrar ayuda en una solución un poco más fuerte. Sin embargo, espera un momento antes de usar un limpiador químico agresivo. 

Una solución mucho más eficaz es la que utiliza un exfoliante, como el Limpiador en crema ECOS.

En lugar de combatir la suciedad con fuego, las partículas de piedra caliza de este limpiador trabajan para levantar suavemente los puntos difíciles sin dañar la superficie de la ducha.

Para eliminar la acumulación y la suciedad, simplemente añade una pequeña cantidad de limpiador en un paño húmedo y aplícalo en la superficie de la ducha. Cuando haya terminado, limpie con un paño limpio.

#3 Métete en la lechada

¿No te encantan esas líneas amarillas entre los azulejos blancos de la ducha? La lechada que sella nuestras bañeras y duchas puede hace un buen trabajo al mantener la humedad fuera de nuestras paredes, pero también es proclive a la acumulación de los minerales del agua, lo que puede causar decoloración.

Aunque esto no es necesariamente dañino, puede ser antiestético y evita que la ducha se vea completamente limpia. Entonces, ¿cómo devolver a un blanco fresco y brillante las juntas de los azulejos? 

A menudo pensamos en la lejía cuando se trata de blanqueamiento, pero la lejía con cloro puede ser dañina para casi todas las partes del cuerpo, y existen otras soluciones más seguras que funcionan igual de bien.

Prueba una fórmula a base de minerales diseñada para quitar las manchas, como el Quitamanchas Multiusos ECOS OxoBrite, y sigue estos pasos:

  1. Mezcla a partes iguales de un poco de OxoBrite con un poco de detergente o jabón suave. Debes formar una pasta espesa.
  2. Con un cepillo de dientes viejo, frota suavemente la pasta en la lechada y entre los azulejos de la ducha.
  3. Para obtener efectos blanqueadores adicionales, permite que la pasta repose durante 10 a 15 minutos antes de enjuagar.

#4 Mantén el moho y los hongos alejados

El moho y los hongos pueden hacer que la experiencia de la ducha sea menos agradable y refrescante. También pueden afectar negativamente tu salud, causando problemas respiratorios y reacciones alérgicas. 

Aunque es importante tomar medidas contra el moho y los hongos antes de que se extiendan, los productos químicos a los que a menudo recurrimos para deshacernos de ellos suelen ser excesivos. Un aerosol desinfectante hecho con peróxido de hidrógeno, como ECOS Desinfectante total, puede ser tan eficaz como la lejía para eliminar el moho, los hongos, los gérmenes y las bacterias.

Para eliminar el moho y los hongos de tu ducha, basta con rociar el desinfectante y dejarlo actuar durante al menos 10 minutos para que haga su trabajo. Luego, simplemente puedes limpiarlo con un paño húmedo y continuar con tu rutina de limpieza como de costumbre.

#5 Limpia cualquier cristal

Una puerta de ducha de crista puede hacer que un baño se vea ultra chic. Pero, ¿y si tiene manchas de agua y restos de jabón? No se verá tan elegante. Para mantener esa elegante puerta reluciente, usa un spray formulado solo para cristales.

El cristal de la ducha puede ser complicado de limpiar, pero algunas de nuestras soluciones químicas comprobadas, como el amoníaco, pueden ser tóxicas. En su lugar, busca aerosoles fabricados a base de plantas, como el Limpiacristales ECOS. Utiliza una solución a base de vinagre que se seca rápidamente y funciona igual bien, pero sin vapores nocivos.

Sigue estos pasos para mantener la puerta de cristal de la ducha libre de manchas: 

#6 Limpia las cortinas

Los propietarios de una bañera y ducha dos en uno saben que una cortina de ducha no solo es práctica, sino que también puede ser creativa.

Sin embargo, si también usas una cortina de ducha interior de plástico para mantener el agua dentro de la ducha y fuera del piso del baño, este elemento debe ser parte de tu rutina de limpieza.

Esto se debe a que el agua puede permanecer en los pliegues de plástico durante mucho tiempo, lo que puede provocar el crecimiento de moho y hongos. Para evitar que estos crezcan y se propaguen al resto de la ducha (y evitar riesgos para la salud), es importante mantener la cortina de la ducha limpia y seca cuando no la estés usando. Asegúrate de cerrar la cortina de la ducha después de cada uso y sacúdela para que se seque al aire correctamente

Si deseas darle a tu cortina una limpieza adicional, intenta usar el Desinfectante total ECOS.

#7 Haz que los accesorios brillen

Una vez que los azulejos de tu ducha estén limpios y brillantes, puedes dar unos pasos hacia atrás para admirar tu trabajo. Te lo has ganado. Sin embargo, aún no has terminado: los accesorios de tu ducha, incluido el desagüe, el tapón, el grifo y el cabezal de la ducha, también merecen un acabado brillante. 

Los accesorios de metal pueden acumular minerales del agua y restos de la espuma de jabón tanto como el resto de la ducha. El cabezal de la ducha es especialmente vulnerable a la acumulación de depósitos de calcio, que incluso pueden interferir con su funcionamiento. 

Para eliminar la acumulación y hacer que sus accesorios brillen nuevamente, utiliza un limpiador multiusos o un spray de ducha y limpia el conjunto. Para obtener más brillo y eliminar las manchas de agua, puedes seguir con un paño suave y seco para pulir los accesorios y secarlos.

#8 Mantén tu ducha verde

Mientras limpias tu ducha, también es importante mantenerla verde. Lo que queremos decir es que tan importante es usar productos que no solo sean efectivos en la limpieza como que también sean buenos para tu salud y el planeta.

Recuerda, después de todo, que cualquier químico que quede en la ducha estará en estrecho contacto con tu cuerpo, sin mencionar que se volatizará en el aire que respiras. Además, cualquier residuo que se elimine por el desagüe termina en nuestra agua y en nuestros ecosistemas, con efectos potencialmente tóxicos en nuestro medio ambiente.

Al elegir un limpiador de ducha que sea seguro para tu ducha y para tu salud, evita productos químicos nocivos como:

¿Te preguntas ahora cómo elegir un limpiador de ducha ecológico con facilidad? Busca el logotipo de opción más segura de la EPA de EE. UU. en la etiqueta. Esto no solo indica que se ha comprobado que esos productos funcionan bien, sino que también te ayudarán a evitar la introducción de cosas desagradables innecesarias en la cascada reluciente que es tu ducha. Están indicados como productos más seguros para la salud humana y el planeta.

ECOS: Donde la limpieza se encuentra con la amabilidad 

Con sus nuevos consejos de limpieza ecológicos y la rutina de limpieza de la ducha, estarás listo para entrar en una ducha que es tan limpia como reparadora. Además, cuanto más realices estos sencillos pasos diarios para mantener tu ducha limpia, más fácil será mantenerla reluciente. Para ampliar tus hábitos de limpieza y que sean más eficientes, aprende cómo limpiar un lavavajillas y cómo limpiar un fregadero utilizando nuestros productos fabricados a base plantas.

Creemos que es vital tener productos de limpieza que también se limpien solos. Además de evitar los productos químicos agresivos, nuestros productos también han optado por la fabricación de Clima Positivo y se ha usado energía 100 % renovable para hacerlos.

Nuestros productos de limpieza ecológicos son más que limpios, también son ecológicos.

 
 
Fuentes:
Centros de Control y Prevención de Enfermedades. Información general sobre el moho. https://www.cdc.gov/mold/basics.htm
Servicio Geológico de los Estados Unidos Dureza del Agua. https://www.usgs.gov/special-topics/water-science-school/science/hardness-water#overview 
Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos. Obtenga información sobre la etiqueta de opción más segura. https://www.epa.gov/saferchoice/learn-about-safer-choice-label 
Lo que tenemos en mente