Descubre nuestro nuevo detergente lavadora sin líquido
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Search in posts
Search in pages

4 consejos para mantener los carcinógenos fuera de tu hogar

7 minutos de lectura / Para tu salud

La realidad es que, cuando se trata de carcinógenos, no hay forma de evitarlos TODOS. Sin embargo, podemos encontrar un equilibrio y vivir un estilo de vida más saludable y ecológico siempre que sea posible. Afortunadamente, tu hogar es un lugar donde está en tu mano reducir los carcinógenos. Así que no te alarmes porque vamos a ver algunas formas muy sencillas de hacerlo. 

En primer lugar, ¿qué es exactamente un carcinógeno? Básicamente, es una palabra grande y aterradora para una sustancia que tiene el potencial de causar cáncer en los tejidos vivos. Pero los carcinógenos no causan cáncer en todos los casos, ni durante todo el tiempo, ya que pueden alcanzar niveles muy diferentes y en función de este nivel se establece su potencial de causar cáncer. Incluso los carcinógenos más fuertes no aumentan el riesgo de todos los tipos de cáncer. (Fuente: Sociedad Americana del Cáncer (American Cancer Society)). 

Aún así, creemos en ayudar a las personas a vivir de forma más saludable y ecológica reduciendo los químicos dañinos en su hogar, y eso incluye limitar la exposición a carcinógenos. Entonces, empecemos a hacer cambios:  

 

Compra frutas y verduras orgánicas:

¿Sabías que ciertos pesticidas que se usan en la agricultura convencional contienen carcinógenos como arsénico, óxido de etileno y lindano? Por este motivo, comprar productos orgánicos es a menudo el camino a seguir. La agricultura orgánica solo usa pesticidas como último recurso y, por lo general, se basan en un producto natural. Por ejemplo, la bacteria Bacillus thuringiensis (o B.t.) es un insecticida orgánico que se deriva de varias especies de plantas relacionadas con las margaritas.

Aunque no sea posible comprar productos totalmente orgánicos debido al costo y la accesibilidad, siempre puedes limitar su consumo centrándote en la "Docena sucia", una lista de 12 frutas y verduras que tienen más probabilidades de contener sustancias químicas nocivas. Y, por supuesto, siempre recomendamos nuestro Organic Fruit and Veggie Wash para eliminar la suciedad, la cera y otros contaminantes. 

 

Revisa tus productos de limpieza:

es posible que los productos de limpieza convencionales no sean tan saludables y ecológicos como crees porque la mayoría contienen carcinógenos. Estos son algunos de los mayores infractores y te contamos cómo puedes evitarlos. Primero, está el 1,4-dioxano. El 1,4-dioxano se produce cuando se utilizan tensioactivos etoxilados, lo que significa que a menudo aparecen en jabones y detergentes. Si bien nunca lo verás en la etiqueta, puedes evitarlo pasando de cualquier producto que contenga ingredientes que terminen en "-eth", como laureth-6 o laureth sulfato de sodio (SLES), ceteareth o steareth.

En segundo lugar, están las etanolaminas. Las etanolaminas son tensioactivos y emulsionantes que se descomponen en toxinas cancerígenas llamadas nitrosaminas. A menudo se encuentran en detergentes para ropa y limpiadores de superficies. Afortunadamente, son fáciles de evitar ya que la mayoría de los compuestos de etanolamina contienen TEA, DEA o MEA en su nombre químico, como cocamida DEA. 

Y finalmente, está el formaldehído. El formaldehído está presente en muchos productos domésticos, a pesar de no figurar en la mayoría de las etiquetas. A diferencia de los dos ingredientes anteriores, sin investigar cada ingrediente en profundidad, puede ser casi imposible reconocer los conservantes que liberan formaldehído que se encuentran en los productos de limpieza convencionales. Lo mejor que puedes hacer al comprar es buscar un rótulo de “libre de formaldehído” en la botella (¡ponemos el nuestro justo en el frontal!). 

Si deseas obtener más información sobre los productos químicos nocivos en los productos de limpieza convencionales, visita nuestra página "Los tóxicos" Tienes todo lo que necesitas saber para evitar ingredientes nocivos.  

 

Reduce el hollín en el interior:

lo siento, amantes de las velas, pero quemar incluso las velas a base de soja desencadena la posibilidad de agregar hollín dañino al aire. El hollín es un tipo de materia formada a base de partículas que contiene hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) cancerígenos. Si bien las velas son el mayor infractor en interiores, los hornos de gas también pueden ser una causa. Según un estudio realizado a 500.000 estadounidenses en 116 ciudades diferentes, la exposición prolongada al hollín puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón. (Fuente: Standford.edu) Evita cualquier actividad en tu hogar que contribuya a agregar hollín innecesario al aire y desconfía de las fragancias y perfumes artificiales que también pueden contener carcinógenos no incluidos en la lista. Si aún te faltan algunos de tus aromas favoritos, ¿te recomendamos que plantes uno de estos en tu casa? Hermoso, natural y, por supuesto, muy fragante. 

 

Muebles y formaldehído:

lamentablemente, el formaldehído no solo se usa en productos de limpieza. También se utiliza en la fabricación de materiales de construcción. Si bien los gobiernos y las empresas se están volviendo más precavidos en detrimento del formaldehído en los pegamentos para madera, sigue siendo importante prestar atención a los muebles que colocas en tu hogar. Ten cuidado al comprar muebles de madera polivinílica, madera prensada o tableros de partículas. Estos productos suelen utilizar pegamentos que contienen formaldehído. Y en caso de duda, lo mejor que puedes hacer es comprar o ahorrar para muebles de madera maciza. Aunque son más caros, durarán más y será menos probable que contengan productos químicos nocivos. 

Teniendo en cuenta la frecuencia con la que aparecen en los productos de uso diario, puede ser fácil sentirse abrumado por la tarea de reducir los carcinógenos en el hogar. Simplemente te recomendamos que vayas paso a paso y recuerda que cada pequeño progreso ayuda. Si deseas obtener más información sobre los carcinógenos y cómo identificarlos, dirígete a nuestra Química ecológica página de Química Ecológica y echa un vistazo a nuestra lista de "Tóxicos" (como hemos mencionado anteriormente). Ahí es donde compartimos los más de 500 ingredientes que prometemos no usar nunca, así como las formas de identificar algunos de los mayores infractores. Después de todo, creemos que cuanto más sepas, más poder tendrás para crear un hogar ecológico y saludable para ti y tu familia. 

Lo que tenemos en mente